inicio
quién soy
servicios
para saber más
contacto

¿QUÉ TIPO DE PADRE/MADRE ERES?

No todos los padres utilizamos las mismas técnicas para educar a nuestros hijos. Influidos por nuestro carácter, el carácter de nuestros hijos, nuestra experiencia como hijos y nuestra experiencia como padres, por lo que hemos visto a nuestro alrededor o por lo que nos han comentado, adoptaremos una manera de actuar respecto a la educación de nuestros hijos, a la manera de comunicarnos con ellos y al modo de resolver los conflictos que surgen habitualmente en la familia.

Según sea nuestra manera de relacionarnos, de tomar las decisiones con respecto a nuestros hijos o, en definitiva, según sea la forma de ejercer nuestra autoridad, podremos incluirnos en alguno de los siguientes estilos educativos:


Estilo autoritario

Son los padres que ejercen su autoridad a través del poder. Imponen límites nada flexibles, no hay libertad por parte de los hijos para expresar su opinión ya que se sienten temerosos. No refuerzan las conductas positivas o los éxitos, pero sí que castigan las conductas negativas o los fracasos. Utilizan demasiado el reproche, la coacción o el chantaje emocional. La comunicación es escasa y suelen ser padres poco afectuosos.

Este estilo educativo genera hijos con baja autoestima ya que éstos no son considerados como parte importante y decisoria del nucleo familiar y asumen este rol. Serán niños obedientes y con el tiempo serán personas dependientes y con competencias sociales de baja calidad porque están acostumbrados a que les marquen las pautas de actuación y a no tener ocasión para el debate, las propuestas, las decisiones o para rebatir aquello con lo que no se están de acuerdo. Generarán inseguridad, resentimiento y/o rebelión. .


Estilo democrático

Son padres que basan la convivencia en el diálogo, siempre acorde a la edad de los hijos. Marcan límites e imponen control, pero con flexibilidad y en un marco de libertad donde se fomenta la sensibilidad, el amor, la cooperación y la responsabilidad y se busca la obediencia voluntaria. Hay un respeto entre todos los miembros de la familia y padres e hijos participan conjuntamente en la resolución de problemas.

Este estilo educativo genera hijos con una correcta autoestima y un buen autocontrol de sus acciones, con capacidad de asumir responsabilidades, personas independientes (con criterio propio para tomar decisiones y aceptar responsabilidades), valoradas socialmente por tener unas conductas que así lo justifica y con capacidad de ser cariñosos con las personas que le rodean.


Estilo permisivo

Son padres incapaces de poner límites, bien porque creen que así todo irá mejor y será beneficioso para su hijo o bien por el miedo a enfrentarse a las posibles rabietas del hijo. Es un estilo educativo totalmente contrario al autoritario. No existen o escasean las normas y los límites, los padres ejercen poco o ningún control sobre los hijos y tratan a sus hijos como iguales ofreciéndoles excesivas explicaciones y haciéndolos partícipes de decisiones o convsersaciones que escapan a su entendimiento y a su responsabilidad.

El estilo permisivo genera niños poco persistentes y con dificultades para asumir responsabilidades. Los niños que consiguen todo lo que quieren, acaban pensando, contrariamente a lo que los padres pretenden, que no son importantes para sus padres. Se convierten en pequeños tiranos, y cuando crezcan serán grandes tiranos. Esto les provocará problemas en las relaciones sociales, ya que tendrán dificultades en autocontrolarse y se sentirán superados por las tareas y las obligaciones que les rodean (por la falta de práctica).

Patrícia Sanuy 08/2013

info@espaipersonal.com | 639 44 79 19
Todos los derechos reservados a espai personal

 

 

 

ESpai Personal